El aparato reproductor tiene como función garantizar la sobrevivencia de la especie humana por medio de la procreación mediante el sexo. Tanto hombres como mujeres tienen órganos reproductivos externos e internos completamente diferentes y con distintas funciones aunque con el mismo fin de procrear.

Qué es el Aparato Reproductor?

El aparato reproductor se define como el conjunto de órganos sexuales femeninos y masculinos para preservar y dar continuidad a la especie.

El macho tiene el papel de fecundar y la hembra de recibir la fecundación y gestar la nueva vida que yace en su interior, encargándose de su cuidado mientras el bebé se desarrolla.

Características del Aparato Reproductor

Las características anatómicas generales del aparato reproductor masculino y femenino es básicamente la misma que nos enseñan desde pequeños, esta se compone de la siguiente manera:

En el hombre:

  • Escroto
    – Testículos.
  • Pene
    – Glande.
    – Cuerpo cavernoso y esponjoso.
    – Uretra.

En la mujer:

  • Vagina
    – Labios mayores.
    – Labios menores.
    – Clítoris.

Sin embargo al profundizar es cuando conocemos la complejidad del aparato reproductor.

Anatomía general del Aparato Reproductor Masculino

El aparato reproductor masculino está conformado por órganos externos e internos.

Testículos: Los testículos se encuentran ubicado inferiormente al pene y se alojan en bolsas escrotales u escrotos, cuya función es mantener a los testículos en una temperatura un poco por debajo del cuerpo (más específicamente a 5 grados menor a la temperatura corporal).

La razón para que los testículos deban estar en ambientes con temperaturas menores a la del cuerpo humano se debe a que las células germinadoras (encargadas de reproducir el espermatozoide) tienen gran sensibilidad a los cambios de la temperatura. Un cambio ligero en a temperatura escrotal puede producir esterilidad.

Sin embargo cuando el ser humano se encuentra aún en el vientre de la madre, los testículos están ubicados en la cavidad abdominal y descienden al momento de nacer por los conductos espermáticos.

Si los escrotos no descienden cuando el bebé ha nacido se le denomina criptorquidia.

La forma de los testículos es ovalada y su diámetro es de 4 cm con un peso de aproximadamente 20g.

Internamente, el espermatozoide es originado en células llamadas espermatogomia y está situadas en la periferia del tubo seminífero.

La función de los testículos son las siguientes:

  • Secretan la hormona testosterona.
  • Como ya se ha mencionado, tiene funciones espermatogénica.

La producción de espermatozoides inicia en la pubertad y se debe al estimulo de la hormonas gonadotrópicas de la hipófisis.

Conductos espermáticos:

En la vida embrionaria el conducto espermático tendrá como función ser la vía de descenso de los testículos hacia los escrotos al nacer.

Luego del desarrollo estas vías cumplen otra función, una de ellas es ayudar (por medio de la contracción de su capa muscular) a los espermatozoides en el trayecto hacia el exterior en el momento de la eyaculación.

Otras de las funciones se basa en las células secretoras de los conductos epididimario y deferentes, y, de las vesículas seminales que se encargan de producir una secreción mucosa que constituye parte del líquido seminal para nutrir a los espermatozoides y protegerlos.

Pene: es el órgano responsable de depositar el semen en la vagina durante el coito.

Su anatomía está constituida por tres columnas de tejido eréctil: 2 cuerpo cavernosos (ubicados lateralmente) y 1 cuerpo esponjoso (ubicado inferiormente).

El glande es la zona más sensible del pene y es la parte anatómica más ancha del mismo, naturalmente se encuentra recubierto por un pliegue llamado prepucio sujetado al glande por el frenillo.

El prepucio sirve como protección a pene.

Interiormente se encuentra la uretra, es una vía que da lugar al paso de la orina y del semen. Atraviesa al cuerpo esponjoso y culmina en el glande generando un orificio llamado meato urinario. En estado flácido mide alrededor de 10 cm y en erección mide unos 15 cm. Para que la erección sea posible, los cuerpos cavernosos y esponjosos se llenan de sangre cuando la excitación está presente en el hombre.

Anatomía general del Aparato Reproductor Femenino

El órgano reproductor femenino se compone de órganos externo e internos.

Ovarios: son órganos destinados a la producción de óvulos (células sexuales femeninas) y además tienen funciones endocrinas ya que producen estrógenos y progesterona, hormonas sexuales femeninas por excelencia.

Son duras y tienen forma de almendra, su diámetro es de 3,5 cm y un espesor de 1,5 cm.

Los óvulos se sitúan en la pared lateral de la cavidad pelviana, en la fosa ovárica ligada por el ligamento lumboovarico o ligamento suspensorio del ovario.

Desde el nacimiento y hasta la pubertad el ovario estará dotado de 4 folículos primarios que se constituyen por un ovocito primario rodeado de algunas células foliculares.

Cuando la niña llega a la pubertad, las hormonas gonadotrópicas de la hipófisis y las foliculostimulante se encargan de madurar durante cada ciclo menstrual algunos folículos.

El ovario cuenta con dos funciones principales, se trata de la formación y liberación de las células sexuales y la secreción de estrógenos y progesterona.

Este proceso se encontrará condicionado por la intervención de otras hormonas secretadas por la adenohipofisis.

De esta forma la ovulación y formación del cuerpo amarillo ocurre de forma cíclica.

Trompas de Falopio:

Las trompas de Falopio son conductos que se encargan de llevar a los óvulos desde el ovario hacia al utero. Su medida es de 10 a 12 cm.

Tiene 4 porciones anatómicas:

  • Pabellón.
  • Ampolla.
  • Istmo.
  • Porción intramural.

La función de las Trompas de Falopio es la siguiente:

Cuando el folículo De Graaf se rompe, el ovulo cae a la cavidad peritoneo, las fimbrias del pabellón aparecen para conducir al ovulo por medio de una corriente liquida que la guiará hacia el orificio abdominal de la trompa.

Mientras, los espermatozoides que se depositan en la vagina recorren el útero y penetran en las trompas mediante el orificio uterino hasta llegar a la porción ampollar, donde se producirá la fecundación.

Útero:

El útero tiene dos funciones principales:

  • Mantener al embrión.

El útero es el responsable de generar un ambiente óptimo para mantener al embrión y que este pueda desarrollarse con normalidad.

En las primeras semanas del embarazo, el embrión obtiene su alimentación principalmente a través de las células trofoblásticas hasta que la placenta se desarrolla y se une al feto por las arterias y venas umbilicales.

  • Expulsar al bebé cuando ya ha madurado.

El miometro (parte anatómica del útero) tiene la responsabilidad de expulsar al bebé durante el parto.

Aunque no se conoce exactamente el mecanismo.

Vagina: La vagina es un conducto que inicia en el cuello del útero hasta la vulva. Su ubicación está entre la vejiga y el recto.

Tiene como función ser el órgano copulador de la mujer, se encarga de recibir al pene. Durante el acto sexual contribuye a la lubricación por la secreción mucosa.

La excitación en la mujer son mediantes sensaciones fisiomecanicas y psíquicas y a través de la medula espinal, causando la erección del clítoris (órgano excitador por excelencia).

Mide alrededor de 7 a 10 cm y sus paredes tienen gran elasticidad y plegadas para el paso del feto durante el parto.

Sistema Reproductor
5 (100%) 1 vote