Como mantener el Sistema Endocrino saludable

El sistema endocrino es ese conjunto de órganos encargados de la creación y distribución de hormonas del cuerpo humano. Estas sustancias expulsadas por estos órganos se dirigen al torrente sanguíneo, para ser repartidas en todas las partes del cuerpo.

mantener saludable el sistema endocrino

mantener saludable el sistema endocrino

Mantener el Sistema Endocrino saludable

Las hormonas, muchas veces, son las responsables de comportamientos y actitudes que toman los seres humanos. Por ende, este sistema del cuerpo humano es de vital importancia mantenerlo en óptimas condiciones y completamente saludable.

Esto último puede ayudar al ser humano a mantener en buen funcionamiento algunas acciones importantes. Por ejemplo, el crecimiento va ligado a la segregación de hormonas, el carácter, el sistema inmunológico, entre otras.

Un sistema endocrino enfermo es capaz de provocar afecciones e infecciones en órganos como la tiroides. También, la falta de hormonas en el sistema óseo, puede provocar enfermedades peligrosas como la osteoporosis.

En esta entrada te estaremos mencionando algunos consejos, tips o regulaciones para que puedas mantener en óptimas condiciones de salud a tu sistema endocrino.

Una buena dieta

La comida saludable y balanceada siempre será la mejor aliada de la salud del cuerpo humano en general. Cualquier lista de este tópico que se lea, verá incluido uno o varios consejos sobre mantener una dieta balanceada.

Pero, en este caso se mencionará cuáles son los alimentos y cuáles no, para mantener saludable el sistema endocrino. Así como también, las recomendaciones de cantidades de ingesta y distribución de la misma.

Usa guías nutricionales

Estas guías pueden ser encontradas en revistas relacionadas a la gastronomía y al cuidado de la salud. Algunas de ellas vienen en presentaciones digitales, por lo que facilitan la labor de conocer la información que quieren brindar.

En estas guías se podrá hallar información sobre la cantidad de vegetales, cereales y proteínas que deben consumirse. Esto con el fin de lograr mantener una ingesta balanceada, con respecto a los requerimientos que exige el cuerpo humano.

Reduce porciones

Una dieta balanceada no es lo mismo que renunciar a toda esa comida que tanto te gusta. Lo mejor que se puede hacer para no dejar a un lado esos alimentos que amas, es simplemente reducir la porción a servir.

Esto con el fin de reducir la cantidad de calorías que entran a tu organismo por cada ingesta. Las calorías pueden provocar la subida de peso y con esto, atraer complicaciones para el sistema endocrino, así como para todo el cuerpo.

50% de tu dieta debe ser rica en frutas

Las dietas con mucho contenido en frutas y vegetales, no todo el tiempo terminan bien. Esto debido a que el cuerpo, por naturaleza, exige proteínas, grasas y azucares, vitales para el funcionamiento de algunos órganos y sistemas.

Sin embargo, todo puede equilibrarse, dejando la mitad de la dieta solo para frutas y vegetales. Mientras que la otra mitad comprenderá lo demás nutrientes y enzimas que el cuerpo necesita para funcionar normalmente.

Además, se deben incluir granos enteros en esta dieta, gracias a que estos traen muchos beneficios a la salud de los órganos y glándulas endocrinas.
Infórmate de lo que consumes.

Antes de consumir cualquier alimento, busca información que te refleje la cantidad de nutrientes, grasas, calorías, proteínas brinda dicha comida. Con respecto a la información de frutas y vegetales puede ubicarse en internet o en revistas. Mientras que los demás, lo muestran en su empaque.

Con esto llevarás un mejor control de todos los componentes buenos y malos que han ingresado a tu cuerpo. Con esta información en tu cerebro, tendrás más posibilidades de tomar buenas decisiones sobre qué comer y qué no.

Consume lácteos

Quizá este consejo no va directamente dirigido al mantenimiento y cuidado del sistema endocrino. Sin embargo, la ingesta de cantidades moderadas de lácteos al día, pueden prevenir enfermedades que son provocadas por este sistema, cuando está enfermo.

Los lácteos brindan calcio al cuerpo humano, el cual es el aliado principal del sistema óseo. Un vaso de leche al día, por las mañanas, y una porción de queso durante el desayuno, comprenden la cantidad perfecta de ingesta de calcio para esta labor.

Evita calorías y grasas

Existen algunas enfermedades del sistema endocrino, como por ejemplo la diabetes tipo II. Esta enfermedad es una de las más comunes entre las que afectan a dicho sistema del cuerpo.

Las grasas y las calorías son los principales causantes, además del azúcar, de la causa de esta afección. Por eso se debe tener muy presente la idea de reducir el consumo de alimentos que contengan estos agentes perjudiciales para la salud.

Quizá no eliminarlos en su totalidad, porque la verdad es que, en su mayoría, son deliciosos. Pero si se debe regular mucho su ingesta, para prevenir este tipo de enfermedades, como la anteriormente mencionada.

Chequea tu herencia familiar

Si tienes familiares que han sufrido, o sufren, de enfermedades como la diabetes o el hipotiroidismo, debes estar alerta. Estas suelen ser patologías que se traspasan a través de los genes. Al no poseer una cura absoluta, nunca dejará de existir en el sistema familiar.

Informa a tu doctor

Lo primero que se recomienda hacer, al enterarse que ancestros han tenido esas patologías, es informar al doctor. Este lo tomará en cuenta para todas las consultas que te realices con él.

Esto para evitar indicarte medicamentos o alimentos que aceleren o despierten estas enfermedades. Algunas veces, por ignorancia a estas situaciones, las personas no comunican a sus doctores sobre posibles enfermedades hereditarias, lo que traer complicaciones futuras.

Se responsable

Si estás en una familia donde la diabetes hace presencia frecuentemente, lo mejor es que tomes conciencia. Debes ser responsable con los alimentos que ingieras o las bebidas que bebas. Así como también, se debe tener cuidado con el tipo de vida que se lleva.

Lo mejor que se puede hacer al pertenecer a una familia con enfermedades hereditarias es transformarse. Comenzar a hacer ejercicios cotidianamente es una excelente opción. Así mismo, la realización de dietas balanceadas, como se dijo más arriba en la entrada.

Leave a Reply

En nuestra web tendrás una buena experiencia de usuario, si continuas navegando está dando aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, ← ingresa para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies