Anatomia y Fisiologia del Sistema Muscular Humano

Los movimientos que realizamos durante cada momento de nuestra vida están presididos por un conjunto de tejidos que trabajan para lograr cosas como desplazarnos, mover los brazos, dedos e incluso hablar de manera adecuada. Estos tejidos capaces de tales cosas pertenecen al sistema muscular humano.

Gracias a la acción del sistema nervioso que envía impulsos en forma de señales eléctricas a los componentes del sistema muscular, estos se contraen para conseguir la movilidad de las diferentes partes del cuerpo. Los grupos musculares que hacen parte de este sistema suman en su totalidad el 40% del peso total en un ser humano y se dividen en tres tipos: músculo visceral, músculo cardíaco y músculo esquelético.

Composición del Tejido muscular

La propiedad principal de los tejidos musculares es la capacidad de contractibilidad que poseen las células (miocitos) de este, lo que les posibilita cambiar su longitud según sea necesario. Sin embargo los miocitos que hacen parte de este sistema también tienen las siguientes características:

Contractibilidad

Esta se debe gracias a la tensión o fuerza de contracción producida por impulsos eléctricos que dan órdenes a las células de alargarse o acortarse en dependencia de la acción a realizar.

Elasticidad

Se puede notar esta propiedad cuando las fibras musculares regresan a su estado natural luego de la contracción.

Excitabilidad eléctrica

Los miocitos responden a las órdenes que son enviadas desde el cerebro en forma de señales eléctricas.

Extensibilidad

Estas células poseen una increíble capacidad de distensión sin sufrir ningún tipo de daño en su integridad ni funcionalidad.

Tipos de Músculos

Músculo Visceral o Liso

Este tipo muscular tiene funciones de suma importancia en el organismo de acuerdo a su localización en el cuerpo humano. Generalmente el músculo visceral se encuentra en las paredes de órganos como el tracto digestivo, estómago, vasos sanguíneos y bronquios. Su función principal es lograr mediante contracciones el transporte de sustancias a través del órgano donde se encuentra.

El músculo visceral o liso se encuentra dentro de los músculos involuntarios, pues su acción es mediada por el cerebro inconsciente.

Musculo Cardiaco

Situado únicamente en las paredes del corazón y al igual que el músculo liso no se puede controlar voluntariamente. La función del músculo cardiaco es bombear la sangre de manera eficiente hacia todo el sistema circulatorio y se considera autorrítmico pues está controlado intrínsecamente.

Las células en este tipo de músculos son de una apariencia estriada cuando se observan en el microscopio, cualidad que le proporciona mucha fuerza a estas.

Músculo Esquelético

Este es el tejido muscular que podemos manejar de forma voluntaria en el cuerpo humano, por lo cual es el responsable de cada acción física que podamos hacer. Al igual que el músculo cardiaco su apariencia también es estriada, son muy fuertes y son fibras largas multinucleadas.

Los músculos esqueléticos están en estrecha relación con los huesos, pues unas fibras de extremada fuerza denominadas tendones los unen haciendo que estos trabajen conjuntamente para permitir los movimientos. Además estos tejidos están asociados con el mantenimiento de la estabilidad corporal.

Leave a Reply

En nuestra web tendrás una buena experiencia de usuario, si continuas navegando está dando aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, ← ingresa para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies